Musicándote » Instrumentos » Tocadiscos: un elemento atemporal

Tocadiscos: un elemento atemporal


Por años el tocadiscos fue considerado un elemento de vital importancia en el hogar, puesto que era el método más sencillo y accesible para disfrutar de todo tipo de música en la comodidad de casa. Hoy en día, a pesar de la proliferación de los MP3 y los sistemas de sonido más avanzados que existen, muchas personas siguen decantándose por ese objeto tan útil como peculiar; especialmente con el auge de la moda vintage.

tocadiscos

Siendo de esta manera, no es de extrañar el hecho de encontrar a la vista en ciertos establecimientos y sitios de internet, la venta de tocadiscos antiguos, que se encuentran bien conservados o restaurados, o incluso algunos que son muy modernos y cuentan con un diseño más actual, e incluso incorporan distintos colores.

Si tú eres un apasionado de los objetos con una onda retro, seguramente ardes de deseos por tener uno o al menos conocer todo que a ellos concierne. De ser así, estamos seguros de que el artículo de hoy te va a encantar, ¡porque tenemos un montón de información interesante para ti!

Historia del tocadiscos

Creado por el famoso inventor Thomas Alva Edison, en conjunto con Emile Berliner y Eldridge R. Johnson, el tocadiscos aparece en el año 1925, como una alternativa eléctrica para reproducir los discos, de manera tal que presentaba muchas más ventajas para las persona que querían escuchar su música. Además de ser una forma más práctica de llevar dicha tarea a cabo, el sonido se reproducía de manera más constante y con mayor claridad, que la brindaban los métodos mecánicos de ese entonces.

Pronto se convirtieron en un éxito y fue así, que al pesar el tiempo se fabricaron tocadiscos semiautomáticos, que contaban con más autonomía y le brindaban más comodidad a los usuarios. Luego de esto, era completamente normal encontrar por lo menos uno en cada casa y hasta los niños se familiarizaron muy pronto con su uso.

Con el transcurso de los años, continuaron elaborandose modelos que eran más prácticos y sofisticados.

Las partes de un tocadiscos

Cada tocadiscos se encuentra compuesto por las partes descritas a continuación:

Fonochasis

Se le conoce con este nombre a la estructura principal, que se halla formada por el brazo fonocaptor, el plato que hace girar a los discos y la cápsula en conjunto. Esta parte es la encargada de recabar el sonido proveniente de los discos de vinilo, para reproducirla en la manera más fiel posible. Así mismo, se puede dividir en varias categorías dependiendo de características determinadas que pueda llegar a presentar:

  • Tocadiscos automático: Tal y como su nombre lo indica, funcionan a base de un sistema que es capaz por si solo de cambiar de un disco a otro, además de comenzar y terminar con la reproducción de los mismos. Así mismo, puede funcionar con varios discos.
  • Tocadismos semiautomático: Aunque es menos independiente que el anterior; una de sus más grandes ventajas es que cuida de los discos al máximo, aislando la probabilidad de que se rayen. Cada vez que un disco finaliza, levanta el brazo devolviéndolo a su posición inicial para que sea más fácil extraerlo.
  • Tocadiscos de levante y caída de brazo: Su principal característica es que el brazo puede manipularse para caer en la zona deseada de un disco, mediante un botón que lo levanta y lo hace caer.
  • Tocadiscos manual: Menos popular que los anteriores pero a la vez, el más clásico y común de todos. Es operado completamente por el usuario, quien debe encargarse de encenderlo y ponerlo en marcha, además de posicionar el brazo para tocar la música.

Cápsula fonocaptora

Convierte los movimientos mecánicos del tocadiscos en vibraciones sonoras, es decir, que crea el sonido a través del movimiento de la púa para reproducir todo tipo de melodías. Se puede categorizar en tres tipos diferentes:

  • Cápsula de condensador: Formada por placas metálicas de diferente densidad; funciona mediante el método de alimentación Phantom, que es enviado a través de un preamplificador.
  • Cápsula de cristal o de cerámica: A pesar de disponer de una tensión de salida más elevada, es muy frágil, por lo que provoca que sea necesario mantener el tocadiscos en un sitio con temperatura ambiente y lejos de golpes y movimientos bruscos.
  • Cápsula magnética: Es la má utilizadas y tal como se puede inferir de su nombre, constán de un imán-bobina que le es imprescindible para funcionar.

Brazo fonocaptor

Es el encargado de hacer un recorrido por la superficie del disco, con el fin de leer la información contenida en él. Su posición en los tocadiscos es muy importante, debido a que además de darle apoyo a la cápsula, la balancea de tal manera que pueda seguir el patrón de los discos para brindar un deslizamiento adeuado y libre de vibraciones que entorpezcan el sonido.

Plato giradiscos

Dicho componente es el que hace girar a un disco, para que el movimiento pueda ser transformado en sonido. Lo más relevante con él, es que debe ser capaz de rotar a una velocidad adecuada, para la música pueda resonar apropiadamente. Necesita de un motor para poner en marcha cada una de sus rotaciones.

Otras partes del tocadiscos que hacen posible su desempeño, son las que mencionnamos a contonuación:

Agujas

Ejecuta la lectura contenido en cada uno de los surcos que aparecen en un disco, y puede ser de tres tipos:

  • De punta elíptica: Debido a que complementa bastante bien el espacio existente en los surcos, puede ayudar a reproducir las canciones con bastante fidelidad.
  • De punta esférica: Es la que presenta más desventajas y actualmente, no suele incluirse en la fabricación de nuevos tocadiscos. Demasiado irregular como para encajar bien en la superficie de un disco.
  • De punta multirradial: Se le considera lo mejor de todas, gracias a los bordes redondeados que presenta en la punta; algo que hace que se adapte de maravilla al posarse en los surcos.

Tracción

Es un sistema responsable de impulsar al motor que pone en marcha un tocadiscos. Puede llevarse a cabo por medio de poleas, correas o con tracción directa, que es la técnica que ha terminado por implementarse de manera absoluta en los modelos más recientes.

De la misma manera, puede incluir tres tipos de motores:

  • De corriente continua: Funciona a través de la electricidad, brindado mayor autonomía y comodidad.
  • Síncrono: Se distingue por ser a base de un par de electroimanes con polaridad cambiante cada 100 veces por segundo.
  • Asíncrono: A diferencia del anterior, puede llegar hasta 120 electroimanes, que son los que determinan la velocidad de rotación.

Suspensión

Amortigua la potencia de las vibraciones provenientes del motor o de elementos externos, consiguiendo con ello un sonido más limpio y con pocas o cero interrupciones.

Hoy en día, son muchas las personas que defienden el uso del tocadiscos porque prefieren la riqueza del sonido de los discos de vinilo, que no puede ser imitada por la tecnología actual. Si tú lo has escuchado alguna vez, podrás haberte dado cuenta de ello y tendrás una razón más para conseguir el objeto del que hablamos el día de hoy.

Es un camino totalmente diferente y genial de oír álbumes invaluables en lugar de descargarlos de la red o comprarlos en CD, de forma que si tienes la oportunidad, nosotros te aconsejamos intentarlo.


Crecemos gracias a ti, comparte :)



Antes de irte, déjanos tu opinión :)

comments powered by Disqus