Musicándote » Géneros musicales » Música infantil

Música infantil


Uno de los géneros más famosos y utilizados desde siempre, es el de la música infantil, que ha deleitado a generaciones y continua muy presente en la crianza de los más pequeños. Y es que durante la infancia la música es tan necesaria, que resulta prácticamente imposible pasar de ella no solo para entretener a los niños, sino también para educarlos y fortalecer sus habilidades sociales. Hoy en Musicándote, nos ocupamos de analizar este concepto muy a fondo.

música infantil

Definición de música infantil

Se puede catalogar por medio de este término, a todas aquellas melodías dirigidas a oyentes que comprenden edades desde los 0 meses hasta los 11 o 12 años. Esto engloba no solo las tonadas más tradicionales, como canciones de guardería o jardín de niños; sino también las que suelen escuchar preadolescentes en programas de moda o Internet.

Características de la música infantil

Como pasa con otros géneros, el que se enfoca hacia los niños cumple con ciertas particularidades que le permiten diferenciarse de otros tipos de música; tales como los que se enlistan a continuación:

  • Una letra divertida y sencilla de aprender. Las rimas exactas o que intentan serlo, son imprescindibles para memorizar con más rapidez las canciones. También son frecuentes los temas que hablan acerca de animales, colores, la familia o la Naturaleza.
  • Ritmos pegajosos o que provoquen empatía. La mayoría de las canciones en la música infantil, son graciosas y movidas; aunque las hay más lentas y que pueden tratar de conmover a los niños. En todo momento, es común tratar de apelar a las emociones para que los pequeños canten con todas sus ganas y de ser necesario, moverse o bailar.
  • Es fácil de entender. Una melodía infantil, no puede tratar temas complicados o que resulten demasiado oscuros o dolorosos. Las implicaciones de cáracter sexual, agresivo o maduro quedan totalmente excluidas, puesto que los chicos se encuentran en una edad en la que lo único importante es jugar o bien, explorar el mundo antes de conocer las experiencias anteriores.

Tipos de música infantil

Dependiendo del objetivo con el que cumplan, las composiciones para niños se pueden categorizar de acuerdo a los tipos que se enlistan debajo:

  • Para jugar. Tal y como su nombre lo dice, están pensadas para acompañar diversos juegos, como “Doña Blanca” o “Zapatito blanco, zapatito azul”. Los pequeños las cantan al tiempo que se ponen en movimiento para seguir las reglas de algún juego.
  • Para desarrollar habilidades. Incluyen juegos de palabras, tales como los acertijos o los trabalenguas, que ayudan al mejoramiento de la habilidad verbal. Son excelentes para refinar aspectos como pronunciación o pensamiento veloz.
  • Nanas para dormir. Utilizadas tradicionalmente como un arrullo a la hora de ir a la cama. Tienen un efecto reconfortante que aleja el estrés y el miedo que pueden tener los niños por las noches. Durante sus primeros meses de edad, funcionan como una especie de vínculo entre ellos y sus padres.
  • Lúdicas. Su única función consiste en servir como un entretenimiento para los ratos de ocio. Pueden fungir como un apoyo muy especial en viajes largos o momentos en los que los chicos no encuentran nada que hacer.
  • Didácticas. Usadas mayormente en las escuelas como método de aprendizaje. Hablan acerca de conceptos como las partes que conforman el cuerpo, los números y los colores, los nombres y sonidos de animales y valores como la amistad y la sinceridad, entre otros.

Ventajas de la música infantil

Son muchos los pedagogos y psicológos, entre otros profesionales, que recomiendan el uso de canciones para reforzar el aprendizaje de los niños. Estas pueden ser utilizadas como una herramienta más poderosa que los libros o las clases, sin dejar de lado la importancia de estos últimos elementos.

Dentro de los beneficios que es capaz de aportar la música infantil, podemos distinguir claramente los siguientes:

  • Mejora la capacidad de memorización. Aprender por medio de rimas y tonadas pegajosas, es una manera mucho más eficaz de retener la información.
  • Ayuda a desarrollar la capacidad verbal y motriz. Bailar y cantar al ritmo de una canción, hace que los niños tengan la capacidad de corregir ciertos problemas de pronunciación y coordinación corporal, entre otros.
  • Es un método ideal para mantener la concentración. Los niños (sobretodo los más pequeños), no siempre tienen la disposición para concentrarse en los momentos de enseñanza. Por eso la música representa una solución tan eficaz, ya que los entretiene.
  • Es una forma excelente de estimular la convivencia. Cuando se canta una canción en grupo, los chicos tienen la oportunidad de aprender a convivir con personas de su misma edad armoniosamente.

Compositores importantes de la música infantil

Dentro de este género, como sucede con cualquier otro, ha habido personalidades destacadas por sus composiciones que hoy en día, se han convertido en grandes clásicos recordados por chicos y grandes.

Entre los más importantes se hallan los que mencionamos enseguida:

  • Francisco Gabilondo Soler. Este cantautor mexicano, apodado bajo el sobrenombre de Cri-Cri, es el creador de decenas de canciones que hablan acerca de temas para niños. En ellos habla de personajes propios de la imaginación de los más pequeños, como “El ropavejero”, “El negrito Cucurumbé” o animales diversos. Su trabajo, que tuvo sus inicios a través de la radio, es muy reconocido a lo largo de Latinoámerica y referente seguro en cientos de escuelas.
  • María Elena Walsh. Originaria de la ciudad de Buenos Aires, esta escritora y dramaturga, es responsable también de crear diversas canciones infantiles que forman parte de varios discos, presentes en el ámbito musical desde la década de los 50. Algunas de sus letras más famosas son “La vaca estudiosa” y “El twist del mono liso”.
  • Luis Manuel Molina. Guitarrista y compositor de origen cubano, se formó como locutor y fue conductor de varios programas de radio. Se destaco como creador de música para niños, componiendo algunas canciones que se utilizaban en puestas en escena; tales como “Peter Pan” y “La gata que iba sola”.

Clásicos de música infantil

Para finalizar con el artículo de hoy, es preciso mostrar algunas de las canciones más populares y que estan enteramente dedicadas a los niños. Muchas de ellas han sido empleadas desde siempre con el fin de educar y entretener; por lo que son muy conocidas no solo por los más chicos, sino por una enorme cantidad de gente adulta.

“Itsy Bitsy Araña” es todo un clásico dentro del género. Esta melodía sencilla y que se puede acompañar con movimientos de las manos, es y sigue siendo la favorita de muchos pequeños.

Otra canción que puede reconocerse en distintas partes del mundo, y además funciona también para antes de la hora de dormir, es la de “Estrellita donde estás”, que sin lugar a dudas todos habremos cantado en varias ocasiones de la infancia.

“El patio de mi casa” es también una de las canciones más recordadas por los infantes, y puede cantarse moviendo el cuerpo y las manos, lo cual también la vuelve muy divertida.

Por último vale la pena recordar la composición “Pin Pon”, que habla sobre un muñeca de cartón y también es preferida de muchos niños en escuelas y guarderías.

Esperamos que el artículo de hoy te haya sido útil.


Crecemos gracias a ti, comparte :)



Antes de irte, déjanos tu opinión :)

comments powered by Disqus