Musicándote » Géneros musicales » Música cristiana para escuchar

Música cristiana para escuchar


Como ya viene a decir el título, nos concentraremos hoy en la temática de la música cristiana. Veréis que rama musical tan especial y extensa, porque comenzó en épocas bíblicas (aproximadamente en el “Nuevo Testamento” del libro). Se tocaba enérgicamente, cantaban en coros y se reunían todos juntos con bailes donde participaban de igual manera adultos, niños y ancianos. Era fiestas del pueblo de Israel para el pueblo de Israel. En relatos almacenados se constaban incluso momentos en los que hallándose prisioneros o sufriendo algún tipo de mal, los apóstoles cantaban en la medianoche himnos en nombre de Dios. Así que queda demostrado el papel tan importante de la música en estos tiempos..¡y en los de ahora!. Por supuesto no ha muerto ni debería, pues cumple siendo un elemento básico en la música general. Ahora, empezamos.

música cristiana para escuchar

La música cristiana empieza por el elogio y admiración a la figura de Jesucristo. Lo sorprendente de este campo es que no puede ser encasillado en ningún otro, es decir, contiene mucha diversidad de formas musicales que añaden notas o frases bíblicas con la idea de reivindicar la fe cristiana. Y éstas se han ido diseñando desde hace más de dos mil años para comunicar a la sociedad a gran escala, las divinidades y convicciones de la existencia cristiana y su fe al Señor. En otras palabras, también su consideración y estructura formulan distintos puntos de vista que varían dependiendo de la designación cristiana. Por eso, la música cristiana para escuchar es habitualmente utilizada para instruir, catequizar y modelar al creyente.

Devoción por la música

La devoción cristiana está aceptada como un modo de venerar a Dios, por lo tanto su acrecentamiento viene influenciado por los cantos e himnos de la iglesia o de aquellos espacios eclesiásticos asignados, ya sea como fracción de un cometido religioso o como ceremonia de admiración en la actividad que da la hermandad cristiana. Dicha comunidad podrá apreciar distintas designaciones de fervorosos y emplear varios ejemplos de instrumentos musicales. En los países de Occidente, la mayor parte de las confidencias cristianas manejan el uso de varios instrumentos para ligarlo a su servicio devoto. Aunque también otros calificativos cristianos (-Iglesia Libre de Escocia- por ejemplo), no emplean instrumentos porque aparentemente en el Nuevo Testamento no se tiene constancia de eso, es decir, de la música empleada para ese fin. Acerca de esto y durante el anterior siglo, muchos de los grupos como el anterior o la Iglesia de Cristo, ojearon con mucha dedicación esa postura y cayeron en la conclusión de que en realidad sí existían esas referencias a los instrumentos musicales.

En las iglesias

-Ortodoxa: Las músicas cristianas para escuchar en las iglesias ortodoxas están centradas en la importancia de Dios y vivencia en la fidelidad desde el panorama de este tipo de iglesias. Viene procedida primordialmente por la música sacra y en pocas situaciones, permite modernos ritmos, tonos o melodías ya que su tradición derechista lo evade. Razón por la cual simboliza una pluralidad de estilos musicales más restringidos en lo que se refiere a géneros.

-Católica: Las iglesias cristianas destinadas a elevar la imagen de Dios y el día a día de la fe desde la ceñida visión de la iglesia católica. Esto añade una gran lista de formas y estilos musicales que no tienen por qué estar centralizados en la deidad de Jesucristo, más bien adhiere convicciones católicas como el bautismo y el signo de Dios en el culto católico. Al igual que la música de la iglesia ortodoxa, la católica contiene influencias de la música sacra, la música contempladora y la reflexión, e incluso comparten el mismo espíritu conservador respecto a las nuevos tipos de música contemporánea. Afortunadamente en su interior se da la existencia de grupos más dispares que han abierto un poco el abanico musical. En las festividades católicas, en especial durante la semana santa, se conmemoran comitivas elaboradas por una congregación, y allí aparecen más de una hermandad. Todas y cada una de ellas con sus correspondientes puntos, es decir, con representaciones religiosas o figuras labradas  sobre cruces, elementos marianos y siluetas de santos católicos. Por otra parte, en las comitivas cooperan los penitentes, los cuales, llevan puestos sombreros cónicos seguidos de tambores y bandas musicales que a su vez van creando los pasos y velocidad del caminar. Los grupos musicales se conducían generalmente con platillos y cornetas. Muy al estilo de las marchas militares.

Disputas

A pesar de todo este bagaje, muchos de los grupos son atacados a veces con bastantes críticas y marginaciones. Ello proviene de otros grupos cristianos, personas importantes como ministros o simplemente creyentes que no consienten esa inclusión de géneros tan variados al espíritu cristiano propio. Ven en estas inserciones, una especie de alabanza a la propiedad mundana o satánica (en ciertas ocasiones). Por eso no es de extrañar que patrones musicales como el rap, el reggaeton o el heavy metal sean tachados por esos sectores de la entidad cristiana que anteriormente nombré, los cuales, piensan que aceptarlos sería como pervertir la pureza de la música cristiana para escuchar. Claro está que ejemplos como el rock, han sido relacionados con estereotipos y acciones muy contrarias a la filosofía cristiana. Ya sabéis: consumo de drogas, términos sexuales, etc. Apartar hacia un lado estas ramas contemporáneas de la música siempre ha sido un tema a la orden del día. Ojo, que los veredictos son heterogéneos pero continuamente forman problemas y malestares haya por donde surgen. No sólo esto, hay más. Otro de los aspectos controvertidos a destacar, son las amistades o enfrentamientos que se crean los músicos con determinadas instituciones o personajes. Pero esto no los ha detenido en los momentos de incorporarse a algún festival de músicas cristianas, siendo o no protestantes. Artistas del talante de Matt Maher en la música protestante, el rapero tobyMac en eventos donde apareció el mismo Benedicto XVI o Michael Smith cuando el papa Juan Pablo II visitó Baltimore son varios ejemplos. También nacen problemas a raíz de esos cantantes o grupos que dejan la música cristiana a un lado y se orientan a otro ámbito diferente (llegando a cambiar de productores que pueden ser o no, cristianos). Como ejemplos que además han producido música laica tenemos al grupo Skillet, Amy grant o Relient K.

Continuamos con más disputas: las creadas a partir de esas afirmaciones que proclaman “bandas de música cristianas” a grupos fueron encasillados confusamente en este estilo. ¿Por qué? Porque no han producido en ninguna ocasión letras con referencias evangélicas o cristianas. Tal vez muchos recuerden “estos casos” en bandas con cierta tématica generalmente rockera o heavy (“Evanescence” es del modelo que más recuerdo) . Escuchad “Everybody´s fool” a ver que os recuerda al cristianismo (…), porque a mí nada. Asimismo, esas confusiones que se engendran cuando uno de los miembros de un grupo musical es cristiano y no se califican conjuntamente como una pandilla de música cristiana…aunque lleguen a tocar algo relacionado o directamente acaben cantando estilos muy cercanos al cristiano. Igualmente, ya que sirve como ejemplo y porque el grupo está contenido en esta confusión, quisiera finalizar con esta canción tan popular de The Fray.

De nuevo acabamos otra rama musical, hoy nos ha tocado la música cristiana para escuchar, seguiremos introduciendo nuevos subgéneros habitualmente poco conocidos cada semana. Esperando que pasen un día redondo acompañados de estas canciones a modo de banda sonora y agradecidos por vuestra compañía, nos despedimos.


Crecemos gracias a ti, comparte :)



Antes de irte, déjanos tu opinión :)

comments powered by Disqus