Musicándote » Instrumentos » La trompeta

La trompeta


La trompeta es uno de los instrumentos de viento más populares y todos la podemos distinguir gracias al sonido profundo y elegante, que muchos músicos son capaces de obtener con ella cuando la ejecutan con destreza. Protagonista absoluta de muchas piezas de jazz y un acompañamiento ideal para bastantes canciones románticas, en el artículo de hoy nos dedicamos a brindarte la mejor información acerca de este clásico objeto. Desde sus orígenes, hasta detalles curiosos que probablemente te resultarán ajenos hasta ahora. ¿Nos acompañas a descubrir todo esto?

trompeta

Historia de la trompeta

Antecedentes

Aunque te resulta difícil de creer, este instrumento se remonta hasta las épocas más antiguas de la humanidad. Ya en tiempos anteriores, los antepasados del hombre utilizaban cuernos de caza y flautas para simular sonidos, que les eran útiles a la hora de salir en conjunto a dar muerte a las bestias o para ambientar las comunidades en que vivían. No obstante, la llegada de los metales para la elaboración de diferentes objetos le dio un nuevo significado a la creación de música.

En el Antiguo Egipto, la fabricación de instrumentos de bronce se exploró con intenciones de amplificar las voces de los altos mandos. Aquellos que se denominaban Snebs, se consideran precursores de trompetas. De igual manera, el pueblo hebreo había ingeniado su propia versión bajo el nombre de hazozra, misma a la que se le atribuía un aspecto muy especial y asociado con la divinidad, ya que se le consideraba un objeto surgido bajo la inspiración de Moisés, del que los sacerdotes hacían uso en las ceremonias de ofrenda al dios hebreo y muchas reuniones importantes propias de la comunidad.

En a civilización de los griegos, se popularizó el uso de trompetas llamadas salpinx, cuyo sonido era ejecutado para celebrar la ejecución de los famosos Juegos Olímpicos, a partir del siglo IV a. C. Muy pronto, los romanos también empezaron a frecuentar este peculiar instrumento, al igual que otras costumbres que tenían en común con la cultura griega.

Los antepasados de tierras celtas y germánicas, también han dejado vestigios de loque antecedió al objeto del que hablamos el día de hoy. Específicamente un tubo llamado lure, fue encontrado en diferentes excavaciones de arqueología. Este se encontraba construido a base del colmillo de un mamut y solo podía ser tocada en base a dos personas, debido a su tamaño y el par de zonas curvas que lo caracterizaban. El carnyx, cuya apariencia recuerda a una campana y se encuentra por completo fabricado con bronce, es el equivalente celta al antepasado de la trompeta.

No obstante, fue recién en la Edad Media que empezaron a utilizarse instrumentos de viento con fines meramente musicales. Hasta el momento, tan solo habían sido empeñados en tareas muy específicas, como conflictos bélicos o ciertas ceremonias de cáracter religioso o cultural. Los músicos trompetistas se destacaron en distintos lugares, como la corte inglesa del rey Enrique VIII, los musulmanes que se dedicaban a la expansión del Islam y en general, cualquier trovador que se presentara en las cámaras reales. Un detalle muy curioso es el hecho de que, a menos que aparecieran en este lugar (en Occidente), quienes ejecutaban la trompeta o cualquier instrumento se consideraban indignos de entrar en una Iglesia para la bendición de los sacramentos. Un claro ejemplo de la colusión entre la Monarquía y los altos cargos religiosos.

La trompeta a partir del siglo XVIII

El auge de la música clásica hizo que muchos compositores incluyeran sonidos de trompeta en sus operetas. Junto con elementos como la flauta y el fagot, fue adquiriendo mayor protagonismo en distintas piezas musicales, al mismo tiempo que se pulía la técnica para su interpretación. Fue durante esta época cuando hicieron su aparición variedades de trompeta como de la válvulas o la de pistones.

Músicos como Wagner o Berlioz, se sirvieron del sonido único que podían obtener con este elemento musical para construir acordes inolvidables. Para entonces, las trompetas habían adquirido gran terreno en el ámbito de la composición. Es preciso destacar la ópera “La judía” de Halévy estrenada en el año 1835 y cuyo instrumento principal fue la trompeta de pistones.

La trompeta del siglo XX en adelante

Sin duda es a partir de este siglo que el instrumento adquiere una presencia mucho mayor. El surgimiento del jazz fue una pieza clave para aumentar su fama, debido a que es el elemento que más se distingue en un montón de canciones y que incluso, llega a ocupar codas completas dentro de las mismas. Músicos como Louis Armstrong, Miles Davis, Dizzy Gillespie o Chet Baker, revolucionaron a su generación gracias a las rítmicas melodías que eran capaces de arrancar de sus trompetas. Canciones inolvidables como “What a wonderful world” contienen acompañamientos de las mismas.

Pero si vamos más allá de un género tan complejo como lo es el jazz, encontraremos que este es un instrumento muy utilizado en otro tipo de música bastante peculiar: el mariachi. Proveniente de México y tocada por grupos de músicos denominados de la misma manera, la trompeta forma parte indispensable de canciones que en la cultura mexicana se han vuelto clásicos, especialmente en celebraciones como bodas, cumpleaños o despedidas. Junto con elementos como las guitarras y el violín, el resultado final es alegre y tan armónico, que también es perfecto para bailar.

¿Te ha parecido interesante el artículo que publicamos el día de hoy? Nosotros esperamos que sí. ¡Déjanos tu comentario!


Crecemos gracias a ti, comparte :)



Antes de irte, déjanos tu opinión :)

comments powered by Disqus