Musicándote » La historia detrás del artista » La historia detrás de Plácido Domingo

La historia detrás de Plácido Domingo


Plácido Domingo no solo se ha destacado por ser uno de los mejores tenores de nuestro tiempo, sino que también se ha desempeñado como un gran compositor y productor musical, además de ser un notable director de orquesta. Este cantante ciertamente nos ha entregado algunas de las mejores interpretaciones clásicas, demostrando que géneros como la ópera siguen más vivos que nunca. Hoy en Musicándote, nos encargamos de desvelarte los mejores aspectos de su vida a través de una biografía breve y también te mostramos cuales son sus frases más célebres, para que compruebes por ti mismo la pasión que siente por todo lo que hace.

placido

Biografía de Plácido Domingo

Primeros años

Plácido Domingo nació el 21 de enero de 1941 en Madrid. Fue hijo de Plácido Domingo y de Josefa Embil Etsanix, ambos cantantes de zarzuela y que desde temprana edad le inculcaron un gran amor por la música. Ya de pequeño todos sus familiares le llamaban “El Granado”, por su afición a cantar la famosa composición de Agustín Lara, Granada.

En 1949, su familia se traslada a México para establecerse en el país y trabajar en el teatro musical. Plácido se destacaba por aprender música de manera autodidacta, algo que le facilitó entrar al Conservatorio de Ciudad de México y comenzar a interpretar sus primeras canciones. Al inicio cantaba composiciones pensadas para barítonos, pero con el pasar del tiempo se convirtió en tenor. Junto a la compañía de zarzuela de sus padres se dedicó a hacer giras por todo México, dejando impactado al público con sus actuaciones.

Carrera musical

Su debut como barítono lo hizo en 1957 para la zarzuela Gigantes y Cabezudos. Al año siguiente participó en la ópera Eréndira y en 1959 en Rigoletto, cantando el papel de Borsa.

En 1962 se casó con la cantante soprano Marta Ornelas, de origen mexicano. Ella se retiró de los escenarios para cuidar de tiempo completo a los dos hijos que tuvieron, Plácido Jr., que nació en 1965 y Álvaro, que nació en 1968.

Tras sus primeras actuaciones su fama como tenor continuaría creciendo, a tal grado que pronto se destacó como una de las figuras musicales más importantes de México. Su talento lo llevó hasta Nueva York para cantar el papel principal en la ópera Don Rodrigo, en el New York City Opera, en 1966.

A partir de entonces, daría una serie de funciones tanto en la mencionada ciudad como en San Francisco, además de irse de gira por Europa y terminar de lanzarse internacionalmente como uno de los grandes de la lírica clásica.

Su éxito lo llevo a ser fichado junto con José Carreras y Luciano Pavarotti, para formar el grupo de Los Tres Tenores, un proyecto en el que ofrecerían conciertos multitudinarios con el fin de acercar la ópera al público. Juntos tuvieron un gran éxito y sus actuaciones son de lo más recordadas para los amantes de la música clásica.

A partir de 1993 se hizo a la tarea de trabajar en Operalia, un concurso de canto en el que cuenta con la colaboración de la Ópera de Washington y Los Angeles Music Center Opera. En el 1998 le fue otorgado el galardón al Mejor Artista de Música Clásica del año 1997, durante la II edición de los Premios de la Música.

En 2002 grabó el himno oficial del Real Madrid CF, con motivo de su aniversario número 100. Para la ocasión, el tenor interpretó dicha canción en medio del estadio Santiago Bernabéu.

Hoy en día, Plácido Domingo sigue estando muy presente en el ámbito musical y se destaca por una trayectoria llena de satisfacciones. Ha trabajado junto a distintos directores de orquesta alrededor del mundo e incluso intervenido en algunas películas.

Citas célebres de Plácido Domingo

  1. No creo en la tiranía del director de orquesta.
  2. Bueno, lo que quieran: esta noche director… ayer fui tenor.
  3. No pienso en lo que me pasó, la muerte es parte de la vida.
  4. A ver si un día buscamos esa nueva faceta de tener más tranquilidad y de poder improvisar más.
  5. Plácido Domingo me hace vomitar cuando canta tangos. Y a veces también cuando no los canta.
  6. Si el dinero era mi única motivación, me organizo yo diferente.
  7. La voz recoge y traduce tu salud física, tus preocupaciones y tus problemas personales.
  8. No quiero cantar ni un día menos de lo que pueda, ni un día más de que deba.
  9. Ahora pienso practicar lo más que pueda cada año.
  10. La voz recoge y traduce su salud física mal, sus preocupaciones emocionales, sus problemas personales.
  11. Este aspecto circo juegos ha existido desde el principio de mi carrera.
  12. Si mi nieto fuera heavy, le enseñaría mi música más que a nadie.
  13. La decisión de dejar de cantar será difícil pero hay que tomarla. En el momento en que no pueda cantar tendré que darme cuenta yo, porque si se da cuenta el público estoy mal.
  14. No hay nada peor que un cantante o estudiante de música que se convierte en rata de conservatorio; es decir, que se pasa la vida en las aulas en lugar de en los escenarios.
  15. En la mayoría de los países no les interesa educar al pueblo, porque cuando se aprende a leer se interesa por los problemas y se piden cuentas. Los analfabetos no dicen nada.
  16. Lo importante es llegar al corazón del público que te escucha, emocionarle y conmoverle, que llore cuando tenga que llorar, que ría cuando tenga que reírse. Ese es el privilegio que tiene el artista.


Crecemos gracias a ti, comparte :)



Antes de irte, déjanos tu opinión :)

comments powered by Disqus