Musicándote » Instrumentos » Flauta de Pan

Flauta de Pan


Dentro de la música, hay gran variedad de familias instrumentales que a su vez se encuentran compuestas por muchos objetos interesantes, sin los que sería imposible crear tantos sonidos utilizados en canciones, óperas y prácticamente cualquier composición. En la familia de instrumentos de viento, podemos encontrarnos con la Flauta de Pan, la cual destaca entre tantas otras gracias a su peculiar forma y tamaño. El día de hoy, dedicaremos nuestro artículos a hablar de ella y te encontrarás con que tiene aspectos que son mucho más interesantes de lo que te imaginabas. ¡Quédate a leer y lo descubrirás!

flauta

Estructura de la Flauta de Pan

Este es un instrumento que se compone de varios tubos verticales, dispuestos los unos junto a los otros. A diferencia de otras falutas, está no incluye orificios por los cuales se puede manejar a través de digitación; por lo que para tocarlo, hay que soplar por cada uno de los tubos, que debido a sus diferentes alturas emiten notas muy distintas entre sí.

El material que más se suele utilizar en su elaboración es la arcilla, aunque incluso existen algunas talladas en piedra, que datan de las épocas precolombinas en países Latinoamericanos.

Tipos de Flautas de Pan

Al igual que suele suceder con tantos otros instrumentos, la Flauta de Pan es un objeto que puede clasificarse en varios tipos diferentes:

  • La siringa. Se le llama así a la flauta que proviene de la Grecia Antigua y recibe su nombre, gracias a la ninfa de un mito muy conocido. Es por eso que algunos autores como Homero, mencionaban ya el instrumento en algunas de sus obras.
  • La zampoña. Se trata de un objeto muy característico del altiplano andino, que es una región colindante con los países de Colombia, Chile, Ecuador, Argentina, Perú y Bolivia. Tanto en épocas pasadas como en la actualidad, se ha hecho uso de zampoñas para tocar música folclórica.
  • La antara. Su antigüedad se remonta a más de 2000 años y fue un instrumento que se acostumbró a tocar en las culturas Nasca y Paracas, que forman parte del pasado precolombino. En el país de Perú, hay varios museos que conservan vestigios de este objeto.
  • El nai. Procedente de Rumania y fabricado a base de cuerdas. Se ha aprovechado en muchas canciones típicas de dicho país y constituye una de las flautas de Pan más curiosas que se pueden encontrar.
  • El siku. Difiere de otras flautas en el hecho de que tiene dos hileras de tubos o cañas, en vez de solamente una. Ambas reciben los nombres de arca (con siete tubos) e ira (con seis tubos). Procede del Perú y se ha hecho presente más que nada, en canciones del folclor peruano.
  • El páixiao. Es una variedad china de la Flauta de Pan; aunque no gozó de tanta popularidad como la que se le dió a otros instrumentos en tiempos antiguos. No obstante, durante el siglo XX volvió a surgir como una alternativa a incluir en la música moderna.

Como puedes ver, son varias las culturas que han disfrutado de esta flauta no solamente como parte de su música, sino también de sus tradiciones. En la actualidad no es común verla como sucede con la guitarra, el piano, el violín y tantos otros elementos instrumentales que existen, y que parecieran estar alrededor de nosotros todo el tiempo. No obstante, si te pones a escuchar el sonido de la Flauta de Pan encontrarás que es único y tan hermoso como los que se producen con estos objetos.

La Flauta de Pan en la mitología griega

En la antigua cultura griega, el origen de este instrumento se explicaba mediante un mito muy peculiar, como solía ocurrir con muchos fenómenos naturales y aspectos de la vida cotidiana en aquellos tiempos.

La historia cuenta que había una ninfa llamada Siringa, a la cual le gustaba cazar en el bosque con ayuda de su arco. Un día, el dios Pan (que comúnmente es representado como un fauno), la vio y se enamoró de ella. Pero dado que Siringa no le correspondía en sus sentimientos, tuvo a bien perseguirla hasta que ella cayó en el río Ladón. Mientras nadaba contra la corriente, Siringa invocó a sus hermanas para que fueran en su ayuda y ellas decidieron transformarla en un cañaveral.

Cuando Pan llegó hasta donde se encontraba, la metamorfosis había finalizado y solo pudo abrazar las ramas que se animaban con el movimiento del agua y el viento. Fue entonces que se dió cuenta de cuando le gustaba el sonido que producían, por lo que se fabricó un instrumento musical: la Flauta de Pan.

En honor a Siringa, el dios tocó música para siempre con este hermoso objeto, del cual todo el tiempo se hacía acompañar de ahí en adelante.

Eso ha sido todo por hoy en nuestro artículo. Esperamos que se te haya hecho interesante y que si tienes la oportunidad, te animes a conocer y a tocar la Flauta de Pan, aunque sea solo para tener una nueva experiencia. Hay muchos instrumentos por ahí que aunque no son de lo más populares, pueden brindarnos un momento único de recreación por medio de las notas musicales y quien sabe si puedan llegar a convertirse en tus favoritos.

Si te gusto este artículo, déjanos un comentario con tus opiniones y no te olvides de regresar muy pronto. En Musicándote, ¡siempre estamos actualizados con lo mejor de la música para ti!


Crecemos gracias a ti, comparte :)



Antes de irte, déjanos tu opinión :)

comments powered by Disqus