Musicándote » Instrumentos » El violonchelo

El violonchelo


En Musicándote hemos hablado ya de diversos instrumentos, mediante los cuales hemos podido acercarte un poco al maravilloso mundo de la música. En esta ocasión le dedicamos un artículo al violonchelo, un elemento que se parece bastante al violín y que de hecho, pertenece a la misma familia. A pesar de no ser tan popular como el piano o la batería por ejemplo, también es capaz de crear hermosos sonidos y muy especial en diversos géneros musicales, aunque se lo ve con más frecuencia en el desempeño de composiciones clásicas. ¿Quieres conocer un poco más acerca de él? ¡Entonces no dejes de leer todo lo que hemos incluido a continuación!

violonchelo

Orígenes del violonchelo

Antecedentes

Durante el siglo XVII, los primeros antecesores de violonchelo fueron creados en Italia y derivaban de un instrumento conocido como viola da braccio, un objeto que tal y como su nombre da a entender, fungió como una especie de violín. De ahí que ambos sean parte de la misma familia. Lo más parecido a un violonchelo en aquella época era el violón, aunque en dichos tiempos se llegaron a fabricar varios elementos a base de cuerdas, que se utlizaban para tocar música en distintos eventos.

Personas conocidas como luthiers, que eran quienes se encargaban de crear y fabricar todo tipo de instrumentos, fueron quienes llevaron a cabo diversas modificaciones hasta llegar a obtener diferentes clases de violonchelos. Pero no fue sino hasta el siglo XVIII, que gracias a las medidas que incluyo Stradivarius, este objeto se asemejó mucho más en tamaño a los que hoy en día, podemos mirar en diversas orquestas y establecimientos dedicados a la música. Ya rumbo al año 1680, también comenzó a adquirir fama para la interpretación de bastantes composiciones.

El violonchelo en el Barroco

La época barroca fue un tiempo de grandes cambios para las artes en general, sin dejar de lado el aspecto musical. El violonchelo tuvo su lugar en obras de compositores muy importantes, como Johann Sebastian Bach con su “Suite para violonchelo no. 6” o Vivaldi con sus “27 conciertos para violonchelo”.

Durante este período de la historia también surgió el violonchelo barroco; una variedad de instrumento que es prácticamente igual a los que existen en la actualidad, excepto por contadas diferencias, como la ausencia de la pica y la falta de la varilla de metal, que a día de hoy sirve para que los músicos lo sostengan mejor en el suelo. Es importante destacar que incluso ahora, este tipo de violonchelo se sigue utilizando a veces, cuando se van a interpretar piezas que precisamente vieron la luz en el barroco. El efecto de sonoridad que poseen los vuelve mucho más adecuados para ello.

El violonchelo en el Clasicismo

El Clasicismo fue probablemente, la época más fructífera para el violonchelo, ya que personalidades como Beethoven le dedicaron obras completas en donde fungía como instrumento solista, sobretodo cuando se tocaba en tríos y cuartetos. Durante este período también se hicieron muchos de los cambios que formaron el instrumento definitivo que ahora podemos conocer en cualquier orquesta.

El violonchelo en el Romanticismo

El Romanticismo, que se caracterizo por la exaltación de los sentimientos por medio de todas las artes, termino de catapultar a violonchelo como uno de los elementos principales de muchas piezas y arreglos orquestales. De hecho se le considera como la Edad Dorada del instrumento, debido al número de compositores que se valieron de él para crear hermosas composiciones como Mendelssohn, Schumann o Brahms. Junto a la viola y el violín, fue la herramienta más recurrida a la hora de hacer música.

El violonchelo a partir del siglo XX

A pesar de que la edad de oro había finalizado para el violonchelo, el siglo XX también tuvo sus buenas contribuciones de piezas compuestas para él. Debussy y Ravel, hicieron lo suyo con obras que les dieron fama como músicos importantes a nivel mundial. También se hicieron notar algunos interprétes privilegiados para tocar canciones complejas, como lo es el caso de Jacqueline du Pré, quien destacó dentro del género femenino que recién se iniciaba en el desempeño de este objeto musical.

Anteriormente, solo las mujeres que pertenecían a las clases más altas tenían la posibilidad de tocar un instrumento y aún así, siempre se les asignaban otros como el piano o el arpa. El violonchelo no era bien visto para ser tocado por ellas, debido a que se debe colocar de manera vertical entre las piernas para obtener el sonido. Y esto se consideraba indecente para las damas. Pero con el tiempo las costumbres cambiaron y a pesar de que en este siglo, también surgieron otros géneros musicales, pronto hubo quienes hallaron un lugar para el violonchelo en canciones más modernas.

En el siglo XX además, apareció el violonchelo eléctrico, el cual ahora es muy utilizado en conciertos de rock.

Algunos de los mejores violonchelistas del mundo

Para todo instrumento existen interprétes que nos hacen ver que definitivamente, ellos han nacido para ser uno con el elemento que tocan. El violonchelo también tiene los suyos y estos son algunos de los más importantes:

Mstislav Rostropovich

Originario de Rusia, considerado el mejor exponente de su generación. Son varios los músicos que se han dedicado a componer de forma exclusiva para él.

Jacqueline du Pré

Violonchelista que mencionamos más arriba, nacida en Oxford, Inglaterra. Su talento le valió una condecoración por parte de la Orden del Imperio Británico.

¡Esperamos que te haya gustado el artículo de hoy!


Crecemos gracias a ti, comparte :)