Musicándote » Instrumentos » El violín: un majestuoso instrumento

El violín: un majestuoso instrumento


Hoy toca hablar sobre uno de los instrumentos más aclamados y a la vez más importantes de la música. Hablaremos, como habéis visto en el título, del violín. El instrumento, al igual que el contrabajo (que vimos anteriormente), pertenece a la familia de la cuerda frotada, y tiene en su haber cuatro cuerdas. Eso sí, dichas cuerdas se entonan por cálculos de quintas: ya sea, mi5, la4, re4 y sol3. Cada numero está en concordancia con el índice acústico cosmopolita, el cual, se lleva a cabo en todas las partes del mundo, aunque el do céntrico del piano es un do4. Puestos a mencionar la correa con el sonido más grave, aclarar que se trata de la sol3, seguidamente de re4, la4 y mi5. Por otra parte, si queremos afinar el violín, comenzaremos con la cuerda la, que será afinada a un intervalo medio de 440 Hz. No olvidar usar en relación el diapasón, parte que también ha sufrido ciertas modificaciones con el transcurso del tiempo. Primero era de metal ahorquillado y desde principios del siglo XXI, electrónicos. Dependiendo del modo, en agrupaciones y orquestas, el violín tiende a ser ajustado a unos 442Hz, ya que se tienen en cuenta muchos factores para ello como: la temperatura de la zona y la extrema duración de uso que ya tengan las cuerdas (que hace que se desafinen). Por eso, se equilibrará entonándolo un poco más elevado de lo común. La figura del violín es alabeada, con forma precisada por su curvatura sobresaliente y subordinada con una estrechez por la zona central, dándole apariencia de C. Las láminas de este instrumento de cuerda se conforman con delicadas curvas que otorgan esa característica abombada. Los pequeños aros que se sitúan a las cercanías del violín son de una disminuida altura, el puntal adquiere una peculiar forma inclinada para atrás en relación al eje longitudinal, perpendicular y acabado con cierta forma de caracola denominado voluta.

violinandnoteswallpaper

Por otro lado, el esqueleto interno del violín va compuesto de dos partes elementales  en el aspecto sonoro, recibidos por el alma y la barra armónica. Esta última se posiciona a lo largo de la cubierta ubicada en la parte baja, donde las cuerdas graves. Y el alma aparece en la zona por debajo la pata derecha del puente, en la que se presentan las cuerdas intensas o agudas. En lo que concierne a las partituras para violín, se manipulan en casi todos los casos el clave de sol (llamada también la clave del violín). El aparato prescinde de trastes, es decir, todo lo contrario a la guitarra. Se considera el más minuto y agudo de los instrumentos de cuerda (constituido por contrabajo, violonchelo y viola), que son a su vez, procedentes de la viola medieval -a excepción del contrabajo-.  Antiguamente, los violines estaban montados con cuerdas de tripas. Pero gracias a los avances tecnológicos, ahora están disponibles en metal o en aluminio, acero o plata. En relación queda la cuerda posicionada en mi (la más aguda), fabricada como cordel de acero, y en pocas circunstancias incluso llegando a ser de oro. Aunque cabe mencionar que lo que se quiere conseguir ahora (y están en ello) es producir cuerdas con la calidad sonora de las de tripas, pero a su vez fabricadas con materiales sintéticos que darán una incuestionable resistencia final. Hablemos en este momento del arco: se trata de una vara estrechamente ajustada con delicado corvo. Son realizados con madera procedente de Brasil, con una altura de unos 77 cm de largo aproximadamente y una cinta de 70 cm compuesta por unas crines de cola de caballo que van de las 90 a las 120 unidades. Si lo que queremos es que las cuerdas lleguen a sonar y a agitarse vigorosamente, hay que tocar la cinta de cola de caballo apropiadamente con un bálsamo (resina). Hasta la crin encalada de caballo puede cambiarse por filamentos vinílicos en el caso de que no se tuviera el suficiente dinero ó para ahorrarse distintos costos. En lo que atañe al arco del violín, para alargar o contraer debemos mover una pequeña pieza que se encuentra en lo último de la cinta de crin. Otro dato del que no hemos hablado es del precio del instrumento: puede rondar cantidades desorbitadas (4000 – 5000 euros), pero eso sí, se tiene como el útil de cuerda frotada más económico (hagámonos ahora una idea de cuanto podrían valer los demás..).  Para los tamaños, el violín queda divido en: 1/4, 2/4, y 3/4 que son asignados a los más pequeños e inexpertos, y el 4/4 que es el destinado a los adultos, con una longitud aproximada de 35-36cm, ancho de 20 cm y altura de 4.5 cm. Hay que hacer señalar el violín de peculiar tamaño 7/8, puesto que está dirigido a hombres con manos cortas o especialmente a ciertas mujeres.

Tratados

Herramienta musical con una particular resistencia, pues no pide ningún cuidado especial a tener en cuenta. Es aconsejable mantenerlo en un estuche lo más cómodo y seguro posible (ya esté en uso o no), con el arco, las cuerdas higienizadas, la caja y las crines del arco algo destensadas. Debe estar almacenada en una zona fresca sin ser húmeda, y sin ser influenciada por vueltas drásticas de temperatura. La verdad es que aparte de estos pequeños requisitos tendremos que limpiarla con una gama de productos dispares en higiene especializados (también puede escogerse un trapo limpio pero deshumedecido). Las cuerdas, por el tacto y la rigidez que requieren , llegan a desquebrajarse, por lo que es aconsejable que el músico lleve siempre consigo un conjunto de cuerdas de sobra. Otro problema de roturas se halla en las crines del arco, las cuales, hay que reemplazar a menudo en el caso de los violinistas profesionales (se dice que con una frecuencia cercana a un año). Nunca debemos olvidar que en el trato del violín, es aconsejable destensar las cuerdas si vamos a guardarlo durante un tiempo notable, ya que de no ser así, sufriría cisuras, como podría verse en la situación de que fuera trasladado en avión (alteraciones de presión atmosférica).

Mejoras

A mediados del siglo XX en adelante, las crines y las cuerdas, están siendo elaboradas con propiedades artificiales. Y no es nada raro, porque en muchas partes del mundo, los violines confeccionados vienen con este tipo de materiales incorporado, véanse como ejemplo los cordales o las mentoneras hechas de plástico. No obstante, en el mercado también podemos encontrar incluso violines eléctricos con todos los elementos artificiales. Éstos se emplean generalmente en estilos como el rock, el jazz o el pop.

violin

Para ir acabando, y como demostración del vigor y energía del violín, comparto con nuestros lectores el poderoso y magnífico tema de la película “La lista de Schindler”. Que aproveche.

Hemos llegado al final de otro artículo, esta vez dedicado a uno de los instrumentos más primordiales en una orquesta clásica: el violín. Esperamos que os haya gustado. Como siempre, gracias por leernos, acompañarnos en cada uno y compartir en el hecho de haberte resultado interesante o provechoso.


Crecemos gracias a ti, comparte :)



Antes de irte, déjanos tu opinión :)

comments powered by Disqus