Musicándote » Instrumentos » El saxofón

El saxofón


En Musicándote, hemos hablado antes de varios instrumentos que a su manera, nos han brindado muchas canciones inolvidables y hasta momentos únicos. Dentro de la familia de aquellos que se clasificación como de viento y metal, se encuentra el saxofón, un objeto musical que también cuenta con gran popularidad y al cual ya le hemos dedicado un artículo, en donde nos deteníamos a hablar sobre algunos de los mejores saxofonistas. En esta ocasión, te contaremos un poco más acerca de sus orígenes históricos, además de ver algunos detalles generales de los que seguramente te gustará estar al tanto, si te consideras un gran amante de la música.

saxofón

Historia del saxofón

A diferencia de otros instrumentos, el saxofón no cuenta con antecedentes históricos que se remonten a épocas tan distantes como las Antiguas Civilizaciones o la Prehistoria. Fue un invento del año 1840 que le perteneció a Adolphe Sax, un músico proveniente de Bélgica y radicado en París, que se especializaba en tocar la flauta y el clarinete, además de fabricar algunos otros objetos musicales. Esto le permitió trabajar en mejoras para clarinetes y posteriormente, pensar y desarrollar todas las caracterñisticas que le permitirían crear distintos saxofones, como el hecho de tener la posibilidad de aprovechar mejor los sobretonos.

Para 1846, Sax ya contaba con la patente que le permitiría mostrarle al mundo su invento, además de haber elaborado más de un saxofón, aunque todos ellos se diferenciaban bastante en el tamaño. A partir de es emomento el instrumento, que había sido concebido para ser manejado por las orquestas, sufrió algunos cambios que le permitieron llegar a lo que es hoy en día.

Fueron muchos los músicos que introdujeron sus propias técnicas y arreglos musicales para desarrollar todo su potencial, pero durante la década de los 50, M. Houvenaghel llevó a cabo un cambio bastante significativo, al disminuir un bemol con semitono colocando uno de sus dedos en una posición diferente.

Actualmente, se conoce al saxofón como un objeto que puede ser clasificado en diferentes tipos o grupos, pues su elaboración y uso también son muy variados.

Grupos del saxofón

Banda de música

Esta familia se encuentra compuesta por cuatro saxofones: el soprano, el alto el tenor y el barítono. Al igual que las voces humanas, reciben dichos nombres y se distinguen por el tono del sonido que puede llevar a cabo. Son utilizados por saxofonistas clásicos para interpretar melodías y por lo tanto, su presencia es más común dentro del ámbito musical. Todas las personas que se inician en la destreza de este instrumento, generalmente empiezan a aprender por medio del saxofón alto, que resulta una buena base para continuar y aprender a dominar los demás.

Orquestal

Tal y como su nombre lo indica, los saxofones de dicha familia fueron desarrollados desde un principio para ser tocados en orquestas; no obstante no gozan de tantas popularidad como los de la banda de música, a excepción del soprano y el tenor. Estos dos últimos, por estar caracterizados con la nota musical do, son perfectos para acompañar o estelarizar piezas musicales pensadas para ser cantadas o tocadas con instrumentos de cuerda, lo cual los convierte en objetos muy versátiles.

Adolph Sax, quien se mostró bastante decepcionado de la poca recepción que tuvo esta familia de saxofones (él desde sus inicios quiso que su invento fuera mayormente aprovechado por las orquestas), tuvo desacuerdos con Wilhelm Wiepecht, un compositor de origen alemán en quien hizó recaer la culpa de este “fracaso”.

De bambú

El bambú ha demostrado ser un material muy flexible y resistente para elaborar distintos objetos. Tanto es así, que hoy en día incluso podemos ver computadoras hechas con este elemento. Los saxofones no son la excepción aunque de hecho, los que están fabricados de esta manera distan bastante de los originales. A pesar de eso, ello no es algo que impida su uso para crear música en países como Tailandia, Argentina o Hawai. En realidad el saxofón de bambú surgió como una alternativa, para quienes querían disfrutar de un instrumento más económico y a diferencia de los de metal, carecen de llaves.

Otros

Con el auge del saxofón a lo largo de los años, han surgido algunas variantes que si bien no se pueden clasificar dentro de las principales familias, no dejan de pertenecer al universo que rodea a dicho instrumento. Dentro de ellos se encuentran el contralto, hecho por Jim Schmidt en el siglo pasado, cuyo tamaño es mayor de los saxofones que conocemos y usa posiciones diferentes de los dedos para ser ejecutado. También es justo mencionar el sopranissimo, cuyas dimensiones son iguales a las de un flautín; aunque es muy difícil ver uno en la actualidad, debido a que su construcción es muy reciente.

El jazz y el saxofón

Si hay un género musical que le ha brindado popularidad a este instrumento, sin duda estamos hablando del jazz, dentro del cual un saxofón puede llegar a ser el alma de cada canción, sea alegre o melancólica. Desde los inicios de este estilo musical en la ciudad de Nueva Orleans y durante la década de los 20, fueron muchos los músicos que se dedicaron a pulir su técnica hasta concertar la crecación de melodías que sin ayuda de este objeto de viento, no podrían sonar de la misma manera.

En los tiempos actuales sigue siendo de la misma manera y a pesar de que el jazz se ha diversificado bastante, el uso del saxofón sigue siendo el corazón de este género.


Crecemos gracias a ti, comparte :)



Antes de irte, déjanos tu opinión :)

comments powered by Disqus